Exhortan a productores a implementar métodos para la recuperación de suelos

Minuta Agropecuaria/Octubre 2020

El conocido productor portugueseño Antonio Pestana, exhortó a los productores agropecuarios a no quedarse “atados de manos”, ni “cruzarnos de brazos”, debido a que están realizando intentos por avanzar hacia un sistema de siembra directa, con miras a implantar una serie de métodos que les permita de alguna manera comenzar a darle “salud a los suelos”.

Durante una entrevista realizada en el programa radial Campo, Café y Ciudad, Pestana señaló que lo mejor es la aplicación de un sistema o paquete de descompactación, de rotación de cultivos, de no laboreo y de una cobertura constante.

Afirmó que actualmente los campos han perdido capacidad y están enfermos, lo que se refleja en las características de la materia orgánica, que según sus estimaciones, cada día está peor.

A modo de ejemplo recordó que en el estado Portuguesa, en años anteriores las cosechas de ajonjolí producían un estimado de entre 1.000 a 1.100 kilogramos, cifra que disminuyó considerablemente a unos 300 kilogramos, aproximadamente.

El productor agropecuario resaltó la importancia de tener cultivos y suelos saludables y fértiles, así como la de lograr recuperar el equilibrio natural del suelo.

El productor agropecuario asegura haber obtenido grandes avances en su finca con los nuevos métodos aplicados.
Aseguró que desde hace cuatro años comenzó con la siembra de soya, lo cual parecía imposible en el estado Portuguesa, pero que ha dado excelentes resultados, tanto en el rendimiento, como en el control de plagas y de malezas.

Pestana señaló que también logró el mantenimiento de una cobertura constante de esos suelos, que les ha permitido de alguna manera ser el alimento de estos microorganismos eliminando la quema en los restos de cosecha.

        “Ahora utilizamos agentes biológicos que contribuyen a la descomposición de todos esos restos de cosecha que como resultado final se convierten en materia orgánica, le dan vida a los suelos de manera tal que las raíces puedan a través de sus micorrizas aprovechar al máximo lo que pueden tener en los suelos, movilizar el potasio, el fósforo y comenzar a aplicarle nitrógeno a los suelos a través de lo que significa la nodulación y de los inoculantes”, explicó.

A su juicio desde hace 40 años la denominada “Revolución Verde”, ha sido de gran ayuda, debido a que a través de sus premisas permitió explotar los campos mediante el uso de los agroquímicos y que a partir de allí la agricultura comenzó a tener altos rendimientos, que se han mantenido en esta última década mediante la investigación y cambios en los potenciales de las semillas y otras prácticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.