Vida Agro/9-6-2017

En estado de alerta se mantiene el departamento técnico de la Asociación de Cultivadores Agrícolas (Anca), tras la presencia de ataques de plagas que podrá condicionar la ya mermada cosecha de maíz de invierno de este año 2017 en Acarigua.

Así lo informó la asociación en una nota de prensa divulgada este jueves.

Hilda Alejua, gerente de producción de Anca, explicó que “el invertebrado se ha convertido en un gran dolor de cabeza para los agricultores en este momento cuando el ataque de la plaga no cuenta con el insecticida de contacto suficiente y, de esa forma, controlarlo”.

“El gusano ataca la hoja y el tallo, por lo que afecta el proceso de establecimiento y desarrollo del cultivo. Es una plaga voraz. Si no se le aplica el insecticida de inmediato, en corto plazo puede acabar con los lotes sembrados, puntualizó la agrónomo.

Según la nota de prensa, la planificación de siembra del maíz para el ciclo invierno 2017 de Anca establecía una meta de 70.000 hectáreas, que ahora se ve afectada por otro factor condicionante al que además se le suma el retraso en el despacho de semillas y agroinsumos. Sin los productos y dosis adecuadas para su control es insuficiente manejar la plaga.

“Los fertilizantes recibidos no alcanzan para completar el programa por lo que la asociación se vio obligada a dividir el producto que llegó entre todos los productores, en dosis más pequeñas a las necesidades del cultivo, significando esto otra limitante importante de la siembra”, aclaró la jefe de la unidad.

Alejua explica que “la entrada del período lluvioso y el inicio de algunas vaguadas que intervinieron en la siembra, ofrecen el ambiente propicio para que prolifere la plaga en plantas hospederas, por la poca cantidad de producto disponible en el control de malezas. Por ello la situación se agrava. Esto afecta severamente el rendimiento de la planta de maíz y, por consiguiente, a la expectativa de rendimiento de la cosecha”.

El director de Oleginosas de Fedeagro, Ramón Elías Bolotín, ya había advertido este fin de semana de que un lote de maíz en Portuguesa había sido atacado por gusanos y malezas. Los productores de maíz están contra la pared, no tienen semilla, fertilizantes y ahora se suma la falta de agroquímicos.

Lee: Sin semillas, fertilizantes y sin herbicidas: Gusanos y malezas acaban con lotes de maíz en Portuguesa

El maíz, históricamente, ha sido el rubro más sembrado en Venezuela. Pero este año, los productores solo cuentan con 30% de los insumos que alcanzarían para unas 150 mil hectáreas del grano.