Confederación de Asociaciones
de Productores Agropecuarios

 

Una Plaga Incontrolable Azota el Campo

Unidad de Prensa Fedeagro

Desde hace algún tiempo se ha instaurado en el Campo venezolano una de las plagas más letales y de consecuencias más impredecibles, como lo es la DELINCUENCIA, en todas sus manifestaciones.

El hombre de Campo ha podido manejar casi todos los factores que rodean la actividad agrícola; pero esta, escapa totalmente de la capacidad de nuestros recursos. Ejercer la Actividad Agropecuaria en Venezuela, en estos momentos, es un ejercicio temerario, una suerte de transito por un campo minado, a sabiendas de no poder atravesarlo sin que una mina lo vuele por los aires.

En una Venezuela carente de recursos, y por lo tanto, sin capacidad para reponer los bienes perdidos; todo acto criminal (robo, secuestro, extorsión,) de cualquier bien, para ejercer la producción agropecuaria, inevitablemente significara la reducción de la oferta de alimentos y el desmantelamiento, progresivo, de la capacidad productora agrícola y pecuaria. Algo de lo que, en estos momentos, no podemos darnos el lujo de perder.

Guárico, Portuguesa, Barinas, Cojedes, Yaracuy, Lara, Zulia… Cada día algún productor pierde su capacidad de producción, de forma parcial o total, como consecuencia de este flagelo.

En los últimos meses, informaciones de los productores, dan cuenta de más de 100 Transformadores Eléctricos, solo en Portuguesa, e innumerables equipos auxiliares, cables eléctricos; Igual cantidad estiman en Guárico. En algunos casos afectando, dos y tres veces, al mismo productor, entre todos los estados, pudiesen estar inoperativos cerca de 500 a 1000 pozos.

¿Qué significa esto en términos productivos? Basta decir que, por ejemplo, el desmantelamiento de un Pozo de Riego Agrícola, en el caso del Arroz, reduce la oferta de producción de un área equivalente de entre 40 a 60 ha, esto es: 200.000 Kg a 300.000 Kg menos de Arroz Paddy, y una disponibilidad menor para los consumidores de Arroz Blanco, de cerca de 120.000 Kg. A 180.000 Kg.

Multipliquen entonces por 1000, y sabrán porque no consiguen Arroz Blanco en los Mercados, o azúcar, porque que las hortalizas están impagables.

Sustracción de partes y piezas de maquinaria agrícola, robo de tractores y solicitud de rescate para los mismos. Robo de reses y descuartizamiento, cobro de vacunas y extorsión, secuestros, robo de vehículos de transporte… y lo más valioso: Vidas humanas; son constantes en el Campo venezolano.

¿Qué es lo que realmente nos aterra?, La inacción pública en Materia de Seguridad y resguardo de la Vida y los Bienes de los Productores Venezolanos. Esta delincuencia ha desbordado la capacidad de control y ejerce un predominio insolente a nivel Nacional, nada los detiene…y quienes, lo que sabemos es trabajar para llevar el alimento a su mesa, poco o nada podemos hacer más que resistir y rezar.

• Regresar
 
Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios
RIF: J-00101593-0
Av. La Industria, Edif. Casa de Italia, PB, San Bernardino, Caracas.
Teléfono: +58 (212) 571.4035 / Fax: +58 (212) 573.4401/573.4423.