Confederación de Asociaciones
de Productores Agropecuarios

 

Importaciones deben ser complemento y no competencia de la producción nacional

“Importaciones deben ser complementarias y no competencia de la producción nacional”

El Bloque Intergremial del estado Portuguesa se mostró solidario con el presidente y toda la junta directiva de Fedeagro, respecto a la posición asumida por la principal federación de productores agrícolas del país sobre el acuerdo alimentario firmado por los gobiernos de Venezuela y Uruguay, reiterando que “las importaciones deben ser complementarias a la producción nacional y no una competencia desigual, como lo ha sido particularmente en los últimos años, de la misma”.

El Bloque regional responde así a unas declaraciones que en Portuguesa diera el pasado jueves el ministro de Agricultura y Tierras Yván Gil, “a quien quisiéramos recordarle, con todo respeto, que las 120 mil toneladas de arroz que acabamos de canjearle a Uruguay por deuda petrolera, y con un descuento del 38 por ciento de la factura que nos debían, muy bien las pudimos haber producido en el país; pero, por haber sometido a los productores arroceros a un control de precios de 8,6 Bs/Kg, cuando el costo es de 15 Bs/Kg, estos no han logrado honrar sus compromisos y la cadena productiva se cortó. La cosecha comenzó hace más de seis meses, y aún el gobierno sigue sin restituirles el justo ingreso”.

A esto –agrega- hay que sumarle la crisis más grande de nuestra historia en cuanto a disponibilidad de agroquímicos y semillas, cuya responsabilidad es del estado; que frenó las posibilidades de sembrar más allá del 60 % de lo que alcanzado en el 2014; que de por sí fue un año deficitario, pues hubo que importar diez mil 500 millones de dólares en alimentos, debido a la abrupta caída de producción en ocho de los doce principales rubros respecto al 2013”.

El Bloque aprovecha para recordar que “en los últimos diez años se importaron 45 mil millones de dólares en alimentos, que nada le han dejado al país, y que de haber invertido solo un 20 por ciento en bienes de capital y en el incentivo de la producción nacional, otro gallo cantaría”.
Los integrantes del Bloque Intergremial recuerdan que “las capacidades productivas en el campo venezolano están en el piso. El 65 por ciento de los tractores y el 82 por ciento de las cosechadoras ya terminaron su vida útil; sumemos a esto el peor nivel de inventario de repuestos de las últimas tres décadas... Y nos consta que Fedeagro, a través del presidente Antonio Pestana, no solo ha advertido de esta situación a los organismos correspondientes, sino que además ha hecho propuestas para superar esta situación, que en gran medida no han sido consideradas”.

Finalmente, el Bloque remarca que “la soberanía alimentaria se dará cuando los hogares venezolanos puedan consumir alimentos producidos en campos venezolanos. Y aquellos que haya que importar, sean sometidos a un estricto control, por ejemplo a través de un consejo nacional de importaciones, con la participación de los sectores primario, industrial, transporte, comercio, consumidores, y los ministerios de agricultura y alimentación, entre otros; para así contener la hemorragia que ha sufrido la economía nacional a través de inescrupulosos que han hecho de las importaciones un mecanismo para la riqueza súbita, hipotecando así el futuro del país”.

El Bloque Intergremial reitera su disposición de seguir aportándole, junto con todos los organismos del Estado que sean necesarios, al futuro de Portuguesa y del país.

• Regresar
 
Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios
RIF: J-00101593-0
Av. La Industria, Edif. Casa de Italia, PB, San Bernardino, Caracas.
Teléfono: +58 (212) 571.4035 / Fax: +58 (212) 573.4401/573.4423.